Sin categoría

5 de Junio día mundial del medio ambiente

dia mundial medio ambiente

No podemos volver el tiempo atrás. Pero podemos cultivar árboles, reverdecer nuestras ciudades, repoblar nuestros jardines con especies silvestres, cambiar nuestras dietas y limpiar ríos y costas. Somos la generación que puede hacer las paces con la naturaleza. Es nuestra última oportunidad para corregir el rumbo: prevenir la catástrofe climática, detener la creciente ola de contaminación y desechos, y frenar la pérdida de biodiversidad. Tú también puedes proteger lo que queda y reparar lo que ha sido dañado. Seamos activos, no ansiosos, seamos audaces, no tímidos, es nuestro momento. Es tu momento.

 

¿Por qué me debe importar el medio ambiente?

 

La importancia de conservar el medio ambiente reside en la propia importancia del medio ambiente, ya que todos vivimos en él. Por tanto, si queremos asegurar nuestra propia supervivencia y bienestar, y del resto de seres vivos, debemos preocuparnos por su cuidado y protección.

 

En la actualidad, los estudios y datos recogidos por la comunidad científica son una evidencia clara del deterioro que ha sufrido el medio ambiente, por lo que, revertir esta situación se ha convertido en algo esencial. El primer paso es comprender y ser conscientes del problema. Una de las herramientas más útiles para crear conciencia consiste en la educación ambiental, esta puede ser impartida a los más pequeños en los colegios y a los más mayores a través de los medios de comunicación, a fin de involucrar a todos los seres humanos.

 

Comprender esta última idea también es importante, puesto que es un error común pensar que la conservación del medio ambiente es tarea de aquellas personas que han estudiado o se dedican profesionalmente a esta rama cuando, en realidad, se trata de una tarea que nos atañe a todos. Todos vivimos en el mismo planeta, la Tierra, y, por lo tanto, es responsabilidad de todos cuidar de él.

 

¿Cómo puedo cuidar el medio ambiente?

 

  • Ahorro energético: manteniendo una actitud responsable a la hora de utilizar aparatos y electrodomésticos, apagando aquellos que se encuentren en desuso, así como los pilotos automáticos, desenchufando cualquier aparato conectado a la red eléctrico que no estemos utilizando, reemplazando las bombillas convencionales por fluorescentes y utilizando los recursos naturales como es la energía del sol, para aprovechar tanto su luz como el calor que proyecta.
  • Ahorro de agua: como bien sabrás, gota a gota se hace el río. De este modo, cada gota que desperdiciemos se puede convertir en litros al final del día y en cantidades abrumadoras a final del mes. Duchándonos en lugar de llenar la bañera, reduciendo la capacidad de nuestras cisternas, evitando dejar correr el agua y, en definitiva, cerrando el grifo en todas aquellas situaciones en las que su uso no resulte imprescindible, conseguiremos ahorrar nuestro recurso más preciado.
  • Aprovechamiento de los recursos: esto hace referencia al aprovechamiento de todos los recursos y materiales de los cuales disponemos. Vivimos en una sociedad basada en el consumo, y en muchas ocasiones compramos artículos y productos que en realidad no necesitamos.
  • Reciclar: esta acción está relacionada con la anterior, ya que, a través de la correcta segregación de los residuos, desechos y desperdicios en los contenedores habilitados para cada uno de ellos, podemos ofrecer una nueva vida a nuestra basura, garantizando de este modo el aprovechamiento de recursos.

 

¿Cómo puedo celebrar este día?

 

  • Enseña a tu hijo a reciclar. Aún mucha gente se pregunta en qué tarro de la basura tirar la lata de sardinas o el envase del detergente y los niños pueden enseñar a los adultos.
  • Un día sin carro. Explícale a tu hijo el valor de la energía y por qué para celebrar el Día Mundial del medio Ambiente, es bueno desplazarse en bici o en transporte público.
  • Organiza una salida a un parque con bolsa y guantes para todos.  Se trata de recoger todos los objetos no biodegradables que encuentres en el camino.
  • Se habla mucho de contaminación, pero seguramente tu hijo no entienda bien sus efectos. Explícale qué es la contaminación con un sencillo experimento.
  • Prepara con él una receta con restos de la cena o ingredientes que encuentres en casa. Aprovecha para explicarle la importancia que tiene no tirar los alimentos. Cada año se desecha un tercio de la comida producida en todo el mundo. Los primeros en tirar: los países occidentales. Estos excedentes en la producción aumentan el gasto en agua y tierra y la polución provocada por pesticidas y abonos.  Todo ello favorece el efecto invernadero y el calentamiento del planeta.
  • Las plantas son el pulmón de la tierra. Confecciona con tu hijo un pequeño jardín casero. Enséñale a plantar semillas.
  • Háblale del concepto de sostenibilidad.  Confecciona con su ayuda alguna manualidad con material reciclado.
  • Léele cuentos sobre “Cómo salvar el planeta” o ” Cuentos sobre el agua” que luego podrá dibujar.

Sobre el Autor

adminGaia

Adicionar Comentarios

Agregar comentario